Próximo curso… ¿vuelta a qué normalidad?

    La Federación de Enseñanza de CCOO Aragón muestra su preocupación por las recientes declaraciones del presidente del Gobierno de Aragón solicitando el inicio “normal” de la actividad educativa. El sindicato recuerda que la situación “normal” antes de los recortes producidos desde 2008 era muy distinta, y que la situación del próximo curso poco tendrá que ver con la de 2019. Y por ello, demanda que la normalidad implique inversiones en incremento de plantillas y medios educativos.

    08/06/2020.
    Nuevo curso escolar.

    Nuevo curso escolar.

    A CCOO le preocupan profundamente las recientes declaraciones del presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, Javier Lambán, tras la última videoconferencia de Presidentes Autonómicos, en la que ha solicitado el inicio “normal” de la actividad educativa si la situación sanitaria lo permite y en la que aparentemente descarta opciones como las de reducir el número de alumnado por grupo por el elevado coste que esto supondría. Por lo que nos preguntamos, ¿qué considera el Gobierno de Aragón “normal” para la vuelta a las aulas este próximo septiembre?.

    Las Comisiones Obreras le recordamos al Ejecutivo aragonés lo que era NORMAL antes de 2008 en la educación aragonesa: más dotación horaria en los centros educativos para la coordinación docente; un/a maestro/a de apoyo en Educación Primaria; en los cuerpos de Secundaria, FP y Régimen Especial, 18 horas lectivas; puntualidad a la hora de recibir las partidas correspondientes en los centros educativos. Todo esto era normal.

    La educación en nuestra Comunidad Autónoma todavía no se ha recuperado de los recortes de la anterior crisis. Desgraciadamente, también ha sido normal padecer muchos recortes en la Enseñanza Pública, instaurados por el gobierno del PP, y asumidos por el gobierno del PSOE en la pasada y presente legislatura. Por ello, ahora más que nunca, necesitamos una apuesta de firme apoyo a la Enseñanza Pública, para lo cual, es necesario que el ejecutivo aragonés, asuma su responsabilidad, y tome las decisiones oportunas para que la educación aragonesa no se resienta por las consecuencias de la pandemia.

    En CCOO creemos que esa vuelta a la “normalidad” a la que se refiere el presidente Lambán, debe implicar un aumento de plantillas docentes, reducción de ratios, programas de refuerzo, apoyo educativo y acompañamiento personalizado, regulación del teletrabajo y extremar las medidas de higiene y prevención en el sector educativo. Se trata de prepararnos para una nueva realidad, y eso debería consistir en una mayor inversión, ya que en septiembre de 2020 los centros docentes se enfrentarán a una nueva situación que nada tiene que ver con la de 2019.

    Por lo tanto, reclamamos al presidente Lambán, que repiense sus palabras y recuerde lo que ha firmado en la Estrategia Aragonesa para la recuperación económica y social; y al Consejero Faci, que definitivamente sea un digno jefe que apoye a sus trabajadores. Los y las profesionales de la enseñanza volverán a estar a la altura.

    Ahora lo que de verdad hace falta es voluntad política. Y eso también debería formar parte de la nueva normalidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.