Unai Sordo: "Cuanto antes se tiene que poner en marcha el Ingreso Mínimo Vital para las personas sin ingresos y ayudas económicas para favorecer la conciliación familiar y laboral"

    El secretario general, Unai Sordo, la secretaria de Mujeres e Igualdad, Elena Blasco, y la secretaria de Acción sindical, Mari Cruz Vicente, han presentado hoy en una rueda de prensa virtual un documento que contiene las propuestas de CCOO para garantizar ayudas económicas para las personas que necesiten reducir su jornada laboral o pedir excedencia para el cuidado de hijos o dependientes durante la crisis del COVID-19. En palabras de Unai Sordo, “es absolutamente necesario poner en marcha el Ingreso Mínimo Vital para las personas que no tienen ninguna prestación y, en segundo lugar, que es lo que nos trae a esta rueda de prensa, proteger económicamente a las personas que tengan que acogerse a medidas excepcionales de conciliación con reducción de jornada o excedencia para el cuidado personal y directo de personas necesitadas por razones de edad, enfermedad o discapacidad, mientras subsistan circunstancias excepcionales relacionadas con la COVID-19”.

    27/05/2020.
    Rueda de prensa de presentación propuestas conciliación y corresponsabilidad

    Rueda de prensa de presentación propuestas conciliación y corresponsabilidad

    Este documento – “Apoyo a las familias para conciliar la vida familiar y laboral cuando concurran circunstancias excepcionales relacionadas con la COVID19 - pretende situar en la agenda política una medida de apoyo a las familias para conciliar la vida familiar y laboral en las circunstancias muy excepcionales relacionadas con la COVID-“, explicó el secretario general de CCOO el motivo de la comparecencia, que introdujo antes de hacer unas consideraciones generales.

    “Llevamos 72 días desde que comenzó el estado de alarma, un período en el que se han tomado un paquete de medidas económicas y sociales y de todo tipo sin precedentes, como tampoco tenía precedente la situación derivada de una pandemia como la que hemos conocido, que en el ámbito sociolaboral no son diferentes a las que se han tomado en otros países”. Medidas destinadas a contener la pérdida de empleo y la desaparición de empresas, subrayó Unai Sordo, como los ERTE, la restricción de los despidos y otras para la ampliación de la protección por desempleo, y la regulación de la prestación de cese de actividad para autónomos, que alcanzan al 29 por ciento de la población ocupada. “Medidas, añadió, que han tenido un impacto muy importante, que país se sitúan aproximadamente en el 3,2% del PIB mientras que las medidas de apoyo a la liquidez de empresas en un 9,4% del PIB”.

    “Sin las medidas que se han tomado en el marco del diálogo social, particularmente los ERTE, junto con la liquidez a las empresas, la sangría de empleo en nuestro país se contaría por millones”, incidió el secretario general de CCOO, que, si bien valoró los enormes esfuerzos realizados, señaló que se tienen que adoptar cuanto antes dos medidas, el Ingreso Mínimo Vital para las personas sin ingresos y ayudas económicas de carácter extraordinario para ayudar a la conciliación familiar y laboral.

    “La conciliación de la vida familiar y laboral no es una cuestión únicamente de las mujeres”

    Por su parte, la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, explicó que la reincorporación a los centros de trabajo va a provocar dificultades en materia de conciliación y corresponsabilidad laboral y vida familiar. Para dar respuesta a esta situación, CCOO considera necesario que se pongan en marcha medidas de apoyo, “siempre bajo la premisa muy importante de que los problemas de conciliación y corresponsabilidad no son exclusivos de las mujeres”.

    La excedencia y la reducción de jornada para cuidar de los hijos desde el cierre de los colegios o a personas dependientes implican "una pérdida de ingresos para muchos trabajadores, en su mayoría mujeres", lo que se traduce en más desigualdad salarial, en un impacto negativo de género, si no se adoptan medidas de apoyo a las trabajadores que reduzcan la jornada o pidan excedencia”, afirmó.

    “CCOO propone una batería de medidas para acordar en el ámbito del diálogo social con empresarios y Gobierno con el objetivo de favorecer la conciliación y la corresponsabilidad con medidas que están contempladas en nuestra legislación, pero que no cuentan con ningún respaldo económico”, señaló la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, que en su intervención detalló la propuesta del sindicato, de la que destacó la destinada a ayudar económicamente a las personas trabajadoras con hijos menores de 12 años, personas en situación de dependencia y los casos de diversidad funcional o discapacidad reconocida igual o superior a un 33%.

    Según explicó Mari Cruz Vicente, en los casos de que estas adaptaciones de jornada no resulten suficiente para solucionar los problemas de conciliación, el sindicato propone una ayuda para aquellos trabajadores que hayan tenido que reducir su jornada en un porcentaje igual o superior al 30 % y para los que hayan tenido que acogerse a una excedencia o a la reducción especial del 100 % creada para la situación de crisis sanitaria. La ayuda que propone CCOO conllevaría como requisito que la renta no podrá superar los 68.482 euros anuales por unidad familiar - equivalente a 2,5 veces el salario medio de nuestro país.

    La responsable de Acción Sindical hizo hincapié en la corresponsabilidad, al hecho de que los destinatarios de las ayudas compartan en régimen de alternacia y por idéntico periodo de tiempo las medidas de conciliación. Y, finalmente, hizo un llamamiento a las Comunidades Autónomas para que, ante una situación excepcional, se comprometan con las políticas de concialiación y corresponsabilidad y establezcan ayudas en esta dirección.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.