El amianto, enemigo cancerígeno en los centros educativos aragoneses.

    26/10/2018.
    lindano

    lindano

    VER WEB EDUCAR SIN AMIANTO

    Cubiertas, bajantes, techos de uralita, jardineras y pizarras son algunos de los elementos que pueden contener amianto. Un elemento eterno y letal que fue utilizado en la construcción de diferentes centros educativos aragoneses, en las décadas de los años 50, 60, 70 y 80. “El amianto es un asesino silencioso. Es un material que tienen un periodo de latencia de 20, 30 0 50 años y posteriormente desarrollar un cáncer”, asegura Rafa Paez, secretaria de salud laboral de la Federación Estatal de CCOO Enseñanza.

    Una situación que para CCOO es alarmante y por ello, ha puesto en funcionamiento esta campaña que realiza en colaboración con la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales. El sindicato plantea a la administración tres cuestiones básicas: detectar los centros educativos en los que se encuentra el amianto, analizar en qué estado de descomposición se encuentra y finalmente, ponerse en contacto con empresas especializadas que gestionen los residuos de amianto, como viene estipulado en la ley.

    “Es una sustancia donde no hay una cantidad mínima de exposición. Si hay contacto con el amianto podemos desarrollar la enfermedad”, afirma Paez.

    Algunos países como Polonia o Reino Unido ya están aplicando protocolos parecidos a los que plantea el sindicato para erradicar este material, en las próximas décadas. “Tenemos que exigir a las autoridades españolas que hagan lo mismo y no nos vale la excusa de la crisis o la falta de recursos, estamos hablando de algo tan importante como es la salud de las personas”.

    Luis Clarimon, responsable de salud laboral de CCOO Aragón, ha reclamado fondos al Gobierno autonómico para desarrollar un plan que erradique el amianto en la comunidad autónoma. “Traemos esta campaña estatal a Aragón para que la administración elabore un plan para el desamiantado, en este caso de los centros educativos ya sean colegios, centros de Formación Profesional o Universidades. Hay centros que próximamente van a eliminar este peligroso material, tenemos que estar alerta para que este proceso se realice de manera óptima y segura”. Es decir trabajadores de empresas cualificadas, con material apropiado y ventiladores que aspiren las partículas de amianto que se desprenden a la hora de retirar el material señalado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.